Porque deberías(o no) actualizarte a Windows 10

Faltan días para que termine la promoción de actualización gratuita a Windows 10. Y aún así, muchas personas no se han actualizado ni piensan hacerlo. ¿Porque no lo hacen? ¿Porque deberían? ¿Por qué algunos tienen razón en no hacerlo?

Porque no se actualizan algunos

Hay muchas falacias dando vueltas sobre Windows. Bueno, aplica aquí el proverbio “hazte la fama y échate a dormir”. Durante años Windows ha sacado versiones de Windows y estas no siempre han sido del agrado del público. Sirvan de ejemplo Windows Vista y Windows 8/8.1. Muchas personas odiaron los cambios que estas versiones trajeron. Y con justa razón, pues Microsoft supuso que era lo que la gente quería en base a su estrategia de negocio y así les fue.

En Windows 10 fue distinto. En esta versión, Microsoft hizo algo que no había hecho nunca: escuchar al usuario “antes”.

Yo pude probar Windows 10 desde las versiones previas al lanzamiento gracias al programa Windows Insider. Este programa permite que probemos las nuevas características de Windows pero además, que aportemos nuestra visión, sugerencias y reportemos errores.

Quede muy sorprendido mientras probé las versiones previas por el nivel de respuesta y de actualizaciones.

He escuchado quejas de la cantidad de actualizaciones y su frecuencia. Pero es algo sano. Cuando desde Linux me muestra que tengo muchas actualizaciones, las instalo sin dudar y sin quejarme, porque sé que eso mejora mi sistema y corrige errores. Es mas, recomiendan que lo haga. ¿Porque quejarse entonces por actualizaciones de Windows que mejoran el sistema y su estabilidad?. Realmente no le encuentro el punto salvo que quejarse de Windows está de moda.

Otra queja que se escucha es la privacidad. Que se utilice una cuenta de Microsoft a muchos les parece una vulneración de la privacidad. ¿Porque se usa una cuenta de Microsoft? Por la misma razón que necesitas una cuenta de Google en dispositivos Android y una cuenta de Apple en sus dispositivos. Windows 10 une el sistema de móvil con el de escritorio y para cuestiones relacionadas con la tienda de aplicaciones, o para mantener configuraciones entre dispositivos, utiliza una cuenta de Microsoft para almacenar estas configuraciones. Aun así, es posible utilizar Windows 10 sin una cuenta de Microsoft.

Otra crítica es que Cortaba lee todo lo que tienes, tu ubicación y tus hábitos para buscar lo que necesitas. Y, es cierto, lo hace, a menos que lo desactives. De paso te comentamos que Siri y Google Now hacen lo mismo, así que asegúrate de e revisar las opciones de privacidad de esos otros asistentes si los utilizas. Incluso Linux en algunas distribuciones tiene ciertos riesgos de exponer tus datos, asi que si lo usas ten cuidado tambien.

Para estar tranquilos, pueden consultar una guía de que opciones de seguridad conviene activar o desactivar: Todo lo que hay que desactivar en Windows 10 para proteger tu privacidad.

Igualmente, tras leer algunos articulos y ver en detalle de que se trata, te daras cuenta que, en verdad el problema de la privacidad ha sido enormemente exagerado.

¿Y que hay de las actualizaciones automáticas? Si, puede ser molesto, pero en la guía citada arriba se indica como configurarlas para evitar este inconveniente.

Otro tema que algunos se quejan (quejamos) es la gran cantidad de crapware (aplicaciones basura) que hay en el store. Aqui, hasta que Microsoft no se ponga a revisar con más severidad, va a seguir siendo un punto flojo.

Porque deberías instalarlo

Los puntos en contra tienen fuertes argumentos, que como hemos explicado, tienen solución. Ahora veamos puntos a favor de actualizarnos.

Es el mejor Windows hasta ahora: Ya desde las primeras builds se dejaban ver los cambios que traía y que nos hacen considerarlo el mejor Windows.

La principal razón es la estabilidad. En la máquina que lo probé, incluso con drivers no optimizados para Windows 10, funciono de forma increíble. Mucho más rápido y estable que Windows 8 en la misma máquina. Incluso después de instalar muchas cosas, seguía manteniéndose estable. Y seguía siendo rápido.

Otra razón es el regreso del menú de inicio, ahora una mezcla muy buena entre el menú de Windows 7 y el de Windows 8/8.1. Personalmente me gusta más así. Otra es que podemos tener escritorios virtuales sin utilizar software de terceros. Y una muy importante, viene con un antivirus liviano y bastante bueno de fábrica, lo que lo hace más seguro de entrada que versiones anteriores.

Windows Store: parte de la estabilidad de Windows, está en cómo se comportan las aplicaciones bajo la plataforma universal Windows (UWP). Estas permite compartir código entre aplicaciones móviles y de escritorio, lo cual permite que Windows administre mejor los recursos, tal como hacen los difusas operativos móviles. Por otra parte, debido a que las aplicaciones corren de una forma distinta a las aplicaciones de toda la vida, son más seguras, por lo que podemos bajar aplicaciones del store sin riesgo que nos llene de virus la máquina. Aún pese a la gran cantidad de aplicaciones basura que existen, tenemos las que necesitamos y más para operar la máquina sin problemas, y no perdemos la posibilidad de usar aplicaciones comunes.

Funciona bien con juegos: Muchos apuntan a que los jeugos no funcionan bien con Windows 10, indicando que es mas pesado que sus atecesores. Aunque la performance de juegos puede variar con el sistema, en varios tests que comparan el desempeño de juego en Windows 8/8.1 vs Windows 10, no hay bajas en el rendimiento. Este se mantiene igual o mejora levemente en algunos casos. Y con relación a los juegos que usan DirectX 12, muestran mejoras en el rendimiento, aunque depende de que placa y drivers poseas para ver el rendimiento mejorado.

En qué circunstancias no es recomendable actualizarte

Hardware limitado: Si bien puedes actualizarte desde Windows 7 y 8/8.1 sin problemas, en un hardware más limitado puede que notes el sistema lento. Supongamos que tienes Windows 7 con 2gb de ram y un procesador de un solo core a 2ghz. Sin duda cumples los requisitos para actualizar, pero es probable que el sistema no sea todo lo fluido que debiera. En estos casos, se prudente y si te actualizas, no esperes una performance propia de un equipo superior. Mi recomendación, es que al menos tengas 4gb de RAM o que planees tenerlos pronto.

Hardware antiguo o raro: atención si tienes hardware medio extraño, como placas profesionales de audio o captura de vídeo u otros dispositivos no estándar. Es probable que dicho hardware no funcione bien en Windows 10. Y si tienes hardware muy antiguo (ej, placas de vídeo o audio antiguas), también ten cuidado que sea soportado bien por Windows. Muchos problemas de inestabilidad en el sistema son provocados por drivers antiguos o con fallas.

Decide sabiamente

Si vas a actualizarte o no, decide con los hechos y no con las impresiones que tienen otros. Windows 10 tiene casi un año entre nosotros y con cada actualización es más estable. Si tu hardware te lo permite y te he convencido, actualízate gratis antes que la oferta caduque.

Si finalmente decides no hacerlo, no importa. Se feliz.

Jonatan Moleiro Sobre el autor Jonatan Moleiro

0 comments on “Porque deberías(o no) actualizarte a Windows 10Add yours →

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *